Es miércoles, es Carmen

Carmen vuelve a perderse en sus recuerdos, pero esta vez es uno muy especial: la primera vez que estuvo en el restaurante de Pepe. Y es para no perderse ningún detalle.

XVII. El restaurante de Pepe

Nunca había estado en un restaurante de lujo, es decir, nunca había estado en ningún restaurante con alguna estrella Michelín. Lo más a lo que había ido era a un italiano con mantel de tela y camareros algo más serviciales que los de un bar de barrio, eso sí, con tapas superricas y para mí con nada que envidiar a esos establecimientos tan fuera de mi alcance. Sigue leyendo…

Antes de que, con un solo click, descubras cómo fue esa primera vez, Carmen! en breve con un microcuento que sigue la misma línea de recuerdos inolvidables.

2352776

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s