Es miércoles, es Carmen!

¿Es amor del bueno ese que te hace ilusionarte con su sola presencia? Creo que Carmen se lo tendría que hacer mirar…

XXIII. ¿Amor del bueno? (2)

Desperté en una habitación de hospital tan blanca que me dolieron los ojos solo con abrirlos. Mi cabeza despedía punzadas que atravesaban mi cuerpo y todas ellas salían de un solo punto situado más o menos junto a la oreja derecha. Cuando intenté incorporarme, el mareo que me sobrevino me dejó tan loca que creí que me iba a caer de la cama. Que viera a mi lado a Pepe no hizo sino aumentar mi sensación de ensueño. Sigue leyendo…

Y como esta semana va de minutos… Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a disfrutarla en extenso a su blog.

2591279.png

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s