Es miércoles, es Carmen!

Con Carmen de baja y una minivacaciones bien merecidas, su cabeza tiene vía libre para dar rienda suelta a sus pensamientos. Y eso es algo peligroso, muy peligroso, sobre todo cuando hay un tema en el que corazón y razón no coinciden…

XXV. Bajas que suben el pan

Estuve unos días de baja. Alberto se iba temprano y llegaba tarde y mientras, yo hacía de ama de casa de película americana. Tirada en el sofá, con un dolor de cabeza constante y unos mareos que no me dejaban vivir aquellas minivacaciones como a mí me hubiera gustado. Sigue leyendo…

Y que levante la mano quien haga un buen papel como juez entre cabeza y corazón, yo desde luego no. Disfruta de Carmen! en breve antes de irte a su blog a disfrutar del nuevo post sobre su suerte.

2628534.png

Es miércoles, es Carmen!

No hay momentos más confusos que los que vienen después de un golpe. La cabeza de Carmen está inundada de confusión, como si de un cazo de agua hirviendo se tratase, la confusión bulle y salpica y quema y… será el golpe.

XXIII. ¿Amor del bueno? (Y 3)

Entrecerré los ojos y los observé con disimulo. Hablaban fuera. Pepe y Alberto, dos hombres que reunían alrededor de sí mismos las miradas femeninas – y alguna masculina – de toda la planta de urgencias del hospital. Me parecía todo tan extraño, ni en el mejor de mis sueños ni en la peor de mis pesadillas se había dado aquella escena. ¿Cómo me sentía? Dolorida. Eso lo sabía. ¿Con respecto a los sentimientos? De nuevo todos mis órganos vitales se habían mezclado en mi interior para provocar una arcada continua en mi estómago, unas fatigas horrorosas. Aunque esto podía ser por el golpe que había recibido, vete a saber. Pepe se fue, pero antes se volvió, se despidió con la mano e hizo la señal del teléfono. Me llamaría. Me llamaría. Pepe me llamaría. Sigue leyendo…

Y es que el cuerpo es sabio, él sabe a quién echa de menos, por eso disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de irte a su blog a disfrutarla en extenso.

2016-06-20 12.31.36.jpg

Una semana de microcuento

#BuenosDías con un #microcuento

Esta  ha sido una semana en la que el minuto ha tenido el protagonismo: un minuto contigo, un minuto sin ti, un minuto que parece tener menos de sesenta segundos, un minuto agotador y otro devastador… Porque en ese tiempo tan escaso, puede dar tiempo a sentir todo, de todo.

Ahora disfrutad de estas lecturas hiperbreves para historias que pueden ser todo lo extensas que tu imaginación quiera.

Semana del 13 al 19 de junio.

IMG_20160613_095311

Lunes

IMG_20160614_102346

Martes

IMG_20160615_095635

Es miércoles, es Carmen!

IMG_20160616_101533

Jueves

IMG_20160617_102822

Viernes

IMG_20160618_102930

Sábado

IMG_20160619_111651

Domingo

Este post es la compilación de lo microcuentos lanzados de lunes a domingo  en Twitter, Facebook e Instagram.

Porque no hay nada mejor que dar los buenos días con un microcuento.

Esta semana, con el microcuento extra habitual para los #martesmge de Me Gusta Escribir.

2591381

#martesmge de Me Gusta Escribir

Y como las dos últimas semanas, por razones que no me son ajenas en absoluto (léase: ser madre a tiempo completo y no tener tiempo ni de escribir un par de líneas de post), incluyo aquí los microcuentos de todos esos días en una suerte de puzzle o mosaico que espero que disfrutéis.

Es miércoles, es Carmen!

¿Es amor del bueno ese que te hace ilusionarte con su sola presencia? Creo que Carmen se lo tendría que hacer mirar…

XXIII. ¿Amor del bueno? (2)

Desperté en una habitación de hospital tan blanca que me dolieron los ojos solo con abrirlos. Mi cabeza despedía punzadas que atravesaban mi cuerpo y todas ellas salían de un solo punto situado más o menos junto a la oreja derecha. Cuando intenté incorporarme, el mareo que me sobrevino me dejó tan loca que creí que me iba a caer de la cama. Que viera a mi lado a Pepe no hizo sino aumentar mi sensación de ensueño. Sigue leyendo…

Y como esta semana va de minutos… Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a disfrutarla en extenso a su blog.

2591279.png

 

Es miércoles, es Carmen!

Los primeros compases de una relación, ese oasis de pasión, de desvivirse el uno por el otro, de ilusionarse con una sorpresa, de hacer de cada cena un evento especial… esa luna de miel que parece eterna, pero que no lo es… ¡Ay, Carmen!

XXIII. ¿Amor del bueno? (1)

Cruzarse medio Madrid en busca del DVD de una película en blanco y negro, tan antigua que probablemente sus derechos de autor estén liberados, eso en mi idioma se llama amor. Así me sentía yo la primera semana de mi salto al vacío con Alberto. Yo vivía una luna de miel y esa sensación de volatilidad (solo sensación, porque correr de un autobús a otro para llegar a una tienda perdida en un barrio perdido que me parecía hasta peligroso es bastante físico), esa sensación de volatilidad provocaba que no viera las cosas con la perspectiva necesaria. Sigue leyendo…

Por eso, al principio de toda relación, parece que lo que hay es amor del bueno, como esa hogaza del pan blando que solo al cortarlo emana un olor que alimenta, ese amor… Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a disfrutarla en extenso en su blog.

2577544.png