Es miércoles, es Carmen!

Los primeros compases de una relación, ese oasis de pasión, de desvivirse el uno por el otro, de ilusionarse con una sorpresa, de hacer de cada cena un evento especial… esa luna de miel que parece eterna, pero que no lo es… ¡Ay, Carmen!

XXIII. ¿Amor del bueno? (1)

Cruzarse medio Madrid en busca del DVD de una película en blanco y negro, tan antigua que probablemente sus derechos de autor estén liberados, eso en mi idioma se llama amor. Así me sentía yo la primera semana de mi salto al vacío con Alberto. Yo vivía una luna de miel y esa sensación de volatilidad (solo sensación, porque correr de un autobús a otro para llegar a una tienda perdida en un barrio perdido que me parecía hasta peligroso es bastante físico), esa sensación de volatilidad provocaba que no viera las cosas con la perspectiva necesaria. Sigue leyendo…

Por eso, al principio de toda relación, parece que lo que hay es amor del bueno, como esa hogaza del pan blando que solo al cortarlo emana un olor que alimenta, ese amor… Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a disfrutarla en extenso en su blog.

2577544.png

Anuncios

Es miércoles, es Carmen!

No hay relación que no deje huella, eso es inevitable. Por muy insignificante que pueda parecer a priori, ahí está, creando recuerdos. Pero si hablamos de la relación más importante de una vida, como lo es la de Pepe para Carmen, cada momento sí que es un recuerdo, recuerdos que se quedan como poso de felicidad en la taza de la memoria. Por eso, antes de volver a su actualidad con Alberto, vamos a echarle otro vistazo a su amor con Pepe.

XXII. La cocina

La cocina siempre ha sido una de mis fantasías sexuales más exitosas. Digamos que ha acompañado a mis manos en momentos de soledad sentimental y me ha dado muchas satisfacciones. Hacer realidad una fantasía como esa, tal cual, es complicado. Sigue leyendo…

Y sí, la cocina es y será para Carmen la habitación del amor: en ella se han gestado platos maravillosos (solo hay que recordar esa batalla dialéctica entre Cecilia y Carmen con una fantástica pizza casera de fondo); y momentos para guardar entre las páginas de un libro, como el que cuenta hoy en su blog. Pero antes de irte en un solo click y descubrir de lo que hablo, disfruta de Carmen! en breve con este microcuento.

2562873.png

Es miércoles, es Carmen!

Empezar una relación es una de las circunstancias más emocionantes de la vida. Dura poco, porque un comienzo no puede extenderse más allá de ¿dos semanas?, ¿dos meses? En ese tiempo todo huele a nuevo, todo es un descubrimiento continuo, todo es estrenar: estrenas besos, estrenas caricias y estrenas restaurantes. Carmen estrena relación con Alberto, ¿cuánto le durará el espejismo?

XXI. ¿Perdona? (y 3)

El ático de Alberto era espectacular. Si somos fieles a la realidad, sigue siendo espectacular, no ha habido ningún desastre doméstico que lo haya vuelto a destrozar, así que sí, el ático de Alberto es impresionante. Sigue leyendo…

Bueno, espejismos o no, Carmen está viviendo un momento dulce en su vida, pocas veces se presentan así las cosas: claras, directas y decididas (como es Alberto). Así que dejémosla vivir este espejismo con pasión. Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a ver qué ocurre en el ático de Alberto 😉

2549570

Es miércoles, es Carmen!

Es inevitable que, aunque vivamos siempre experiencias nuevas, nos recuerden a otras pasadas. Y Carmen no puede evitar que su cabeza se vaya constantemente a su vida con Pepe, a su vida antes de Alberto. Creo que el ser humano en general es así, tendemos a comparar, a tener déjà vu continuos.

XXI. ¿Perdona? (2)

Pepe me dijo a los dos meses de vivir en Madrid que si quería irme a su apartamento, pero yo dije no. Dije no por muchas razones, aunque entre las más importantes estaba la de que necesitaba sentirme independiente en ese aspecto. Sigue leyendo…

Y seguro que todas nos hemos sentido como Carmen, hemos sentido que sumidas en la confusión en un momento dado es más fácil vivir, se disfruta más. Porque a veces la confusión no es tan mala como dicen… Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de ir a ver qué te depara Carmen! en extenso.

2536444.png

Es miércoles, es Carmen!

Tengo que reconocer que este capítulo me encanta. Me encanta porque es la esencia misma de vivir el momento y disfrutarlo hasta en el más mínimo detalle. Porque que asumas y sepas que uno de tus mejores momentos vitales es con alguien con quien todo está acabado dice mucho de tu forma de entender la vida. Así es Carmen, así es, tal vez la han hecho así las circunstancias y quizá por eso es por lo que nos gusta tanto.

XXI. ¿Perdona? (1)

Qué más da lo que hicimos al día siguiente. Qué más da lo que hicimos ese mismo día. Qué más da todo. Salí de Madrid con una relación incipiente, juguetona, temporal y cuando volví un par de días después, lo hacía como una mujer a la que prácticamente solo le quedaba oficializar el tema con un papel en el registro. Sigue leyendo…

Y por eso, porque la vida es un instante, disfruta de Carmen! en breve con este microcuento antes de irte a seguir leyendo su nueva entrega.

2523681