Es miércoles, es Carmen!

Por fin hoy Carmen se declara a Alberto, aunque su declaración es algo bien particular… ¿Te lo vas a perder? Ay, yo no, ¡yo lo vuelvo a leer!

XX. Un viaje a las estrellas (y 5)

– Madre mía, Alberto, sabes qué hacerle a una mujer en el momento justo.

– Tengo un curso de masajista.

– ¡Eres toda una caja de sorpresas! – Y me incorporé en la silla sin bajar la pierna de su regazo. – Creo que podría aprovecharme un poco más de ese cursito tuyo.

– Y luego voy por el coche, no quiero dejarte incapaz para todo el viaje. Tengo grandes planes para nosotros, mañana. Sigue leyendo…

¿Y qué le decimos a Carmen? ¿Por quién se tiene que fiar? Aunque no le tenga mucha confianza, el corazón, el corazón siempre. Lee Carmen! en breve con este microcuento antes de irte al blog de Carmen!

2509572.png

Anuncios

Es miércoles, es Carmen!

De nuevo miércoles, de nuevo Carmen!, de nuevo ella y ese camino que se ha montado como si fuera una ingeniera de vidas, de su vida. Un viaje a las estrellas del que esperemos no acabe estrellada…

XX. Un viaje a las estrellas (4)

Toledo puede ser la mejor ciudad para el amor. Sin prisas, sin pausa y sin guías turísticas. Lanzarte al vacío y andar y andar mientras hablas y hablas. Ir cogidos de la mano ya no me importaba, había dejado mis observaciones al respecto bastante atrás, y Alberto era una compañía insuperable, de hecho, era la compañía que yo iba a querer para siempre. Sigue leyendo…

Pero antes de irte en un click a ver Carmen! en extenso con la nueva entrega de su suerte, disfruta de Carmen! en breve con este microcuento.

2496340.png

Es miércoles, es Carmen!

Toledo es un escenario perfecto para decidir tu futuro, en realidad es un escenario perfecto para casi cualquier cosa, así que si a eso le sumamos el lujo de un hotel, la presencia de un hombre como Alberto y las ganas de una mujer como Carmen… sí que tenemos un viaje a las estrellas.

XX. Un viaje a las estrellas (3)

Pero sí conocí Toledo. A un sábado con un sol tan radiante no podía traicionársele quedándose dentro de una habitación de hotel por muy caro que este fuese. Y el desayuno se servía en el restaurante, un espacio enorme con grandes ventanales y una zona con cubierta acristalada que solo en el folleto me había hecho babear de la emoción. Sigue leyendo…

Pero antes de irte en un solo click a ver qué pasa por Toledo, nos preguntamos ¿de verdad Carmen cree que se puede mandar en el corazón? Disfruta de Carmen! en breve con este microcuento.

2483295.png

Es miércoles, es Carmen!

Carmen y Alberto llegan al hotel, ahí están, al principio de un camino largo, lleno de cosas por llegar, ¿lleno de Carmencitas? En cualquier caso, comenzar ese camino en un hotel caro, oye, no está nada mal, a nadie le amarga un dulce…

XX. Un viaje a las estrellas (2)

Un hotel caro se nota en cuanto entras en el hall. Todos los hoteles, por defecto, son limpios a primera vista; todos usan ambientadores, todos tienen ese no sé qué que qué sé yo que invita a recorrerlos con parsimonia y satisfacción. Pero los caros, ¡oh, los caros! Los hoteles realmente caros hacen que te olvides del dinero que pagas por pasar allí una noche, sobre todo si no es de tu bolsillo. Sigue leyendo…

Antes de ir a ver qué se cuece en ese hotel de lujo, disfruta de Carmen! en breve con este microcuento, que hoy es más Carmen que nunca.

2471426.png

 

Es miércoles, es Carmen!

Carmen! vuelve tras las vacaciones y lo hace con la resolución de uno de los episodios que marcarían su futuro inmediato y que la colocó exactamente donde se encuentra ahora: al borde del precipicio, al borde del viaje con Alberto. Veamos cómo acaba su cita a tres con Cecilia: se ganan batallas pero a veces no guerras.

XIX.3

Esa ensalada ha sido la ensalada más sabrosa que he comido en mi vida. Siempre he considerado las ensaladas platos insulsos, aburridos, a pesar de las miles de recetas que ahora pululan por ahí. En ningún restaurante he probado una ensalada que me invitara a no comer nada más. Para mí han sido como el entrante perfecto antes del plato fuerte. Sigue leyendo…

Y antes de que te vayas en un solo click a ver qué cómo termina esa ensalada de Pepe, Carmen! en breve con este microcuento.

2449616.png